¿Listas abiertas? ¿Para qué?

febrero 5, 2013

Hace dos domingos “La Verdad de Murcia” publicaba un reportaje donde se recogían 200 ideas de distintos notables de la región para regenerar la democracia y las listas abiertas eran un clamor, la idea más repetida. No soy muy fan de las listas abiertas porque creo que, dado nuestro escaso nivel de cultura democrática, favorecerían al político que más salga en la tele, al que más suena o (y esto es algo para hostiarnos como país) al más guapo.

El Senado se vota por listas abiertas y salen elegidos los representantes del partido con simpatías del votante aunque no se tenga ni repajolera idea de quienes son y favorecidos por su orden alfabético (aunque esto es algo que ya se ha modificado). Luis Bárcenas, que no ha pisado Cantabria en su vida (política), fue el senador más votado por esta comunidad. Jesús Sepúlveda, ex-marido de Ana Mato y (Ironía ON) conocido por su  amor al caldero, la huerta y los michirones,(Ironía OFF)  fue senador por Murcia.

¿Listas abiertas? ¿En una democracia hooligan? Cuando interiorizemos lo que es de verdad una democracia entonces nos podemos a pedir cosas que solo funcionan con cultura democrática.

Anuncios