En Valencia

noviembre 6, 2006

   Viaje relámpago de menos de 24 horas a Valencia para darle una sorpresa a mi amigo Ramón, al que 6 meses despues de despedirse, le homenajeaban por sus 8 años como animador de Grupos Mar-Cha. Una odisea tener que dejar la mochila en su casa sin que se enterara, menos mal que aparecio Quique y pudimos dejarla en su coche. La cara que puso al verme fue un poema, claro, con el agravante de que fue la primera persona a la que vio desde la puerta, volvio a salir para preguntar que hacia yo allí.

   Bueno, la sorpresa casi me la dan a mi cuando vi a Mamen con su señor esposo. Hacía dos años que no sabía nada de ellos y fue muy grato volver a retomar los contactos. La cena estuvo bien, pero podian haberme avisado de lo enormes que eran los bocadillos, me deje la mitad del mío y era una mitad bastante considerable. Regalo de cuadro de fotos y placa al homenajeado y alla nos fuimos con la intencio de vivir “Valencia la nuit” aunque las deserciones, las despedidas de la mismas, el poco ambiente y la hora a la que salimos del restaurante hicieron que nos fueramos directamente a camita la gran mayoría.

Mamen y  Quique

   Por cierto, hay que ver que calor hace aquí por las noches. Jajaja

Que calor

   Despues de pasar una noche un poco toledada, combatiendo con los restos del virus estomacal que me ataco el martes pasado, Carlota me acompaño a dar un paseo por la “Ciudad de las Artes y las Ciencias”. Tiene una arquitectura espectacular. Tengo que volver cuando disponga de mas “cash” para poder entrar y verla bien.

   Vuelta a la realidad del CAP, espero que hoy me digan donde voy a hacer las practicas, que empiezo en dos semana.

   Hocus Pocus… Y desapareció.