Una verdad incómoda

noviembre 3, 2006
   Ahora que gracias a los ingleses hasta la ministra Narbona empieza a verle las orejas al lobo, casualmente se estrena un documental al respecto. Que oportunos Stern y Narbona, caray.

   Vaya por delante que no existe fundamento científico alguno sobre si este, mal llamado desde mi punto de vista, cambio climático ha sido provocado por el hombre o es solo una mera aceleración de un ciclo natural. Yo dudo mucho que el hombre haya podido manipular una maquinaria tan poderosa como es el clima.

   Pero esa simple traza de sospecha de que seamos nosotros los causantes sirve para alarmarme sobre el problemon que puede avecinar. Asi que id al cine, ved el documental, entrad en su página, haced lo que este en vuestras manos. Total, la economía no se resentiría mucho si solo usasemos el coche lo justo y necesario.

   Hocus Pocus… Y desapareció.