A veces sobran las palabras

   Subo en el bus esta mañana. Sube una niña con su abuela, 8-9 años, gafas y coletas, se sienta en la plataforma que hay sobre la rueda. Sube una inmigrante magrebí con sus hijos. Uno de ellos se sienta junto a la niña, ya se conocen porque comienza a hablar…. en lenguaje de signos.

   A veces sobran las palabras y yo sin pilas en la cámara.

   Hocus Pocus… Y desapareció.

Anuncios

Una respuesta a A veces sobran las palabras

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: