De rotondas y pañuelos

junio 15, 2006

   Yo no se si Murcia es un pañuelo donde todos nos encontramos o los murcianos los llevamos en la sangre allende las fonteras. Pero lo de hoy ha sido…..

   De un tiempo a esta parte, Murcia la han llenado de rotondas, que me parece estupendo pero ningún conductor, salvo algún joven entre los que me incluyo saben comportarse en una. Cuando doy las clases de los martes y miercoles, tengo que transitar por tres de ellas y hasta hoy ningún problema. Cuando iba, un conductor que conducía por el carril de la derecha antes de la rotonda ha invadido mi carril de la rotonda haciendo un recto, casi nos damos. Yo le he dicho «Voy por mi carril» y él me ha dicho, «Vete a la mierda gilipollas» (leguaje no violento ante todo). En fin resignación, ya aprenderán.

   Pero a la vuelta, una hora despues, me ha vuelto a pasar exatamente lo mismo, en la misma rotonda, con EL MISMO COCHE de antes. Ahí ya me he parado a la salida de la rotonda y el otro se ha bajado hecho una fiera, escupiendo sierpes por la boca. No sé si han sido las clases de respuestas asertivas o el hecho de tener un codigo de la circulación abierto por «Como se circula en rotodas» a mi lado, pero mi perfil vehemente no ha surgido. Se lo he leído muy clarito. Cuanto mas a la derecha este tu carril, tienes que circular por el carril más exterior y punto. Además de decirle que no esperé a perder todos los puntos del nuevo carnet para apreder a circular por una rotonda que la autoescuela sale muy cara.

   Y para seguir con los energúmenos y las rotondas: rotonda de 4 carriles con semaforos. Me coloco en el segundo carril contando desde dentro porque quiero seguir por la rotonda en vez de salir. Semaforo en verde. El del carril interior se me cruza para salir y al que iba por detras en el interior ya no se lo permito, pitorrada e insulto.

   ¿Todos los gilipollas ignorantes me tienen que tocar a mí?

   Hocus Pocus… Y desapareció.