Libros

enero 19, 2006

Una de mis escenas favoritas es una de los “Los Vengadores” en la que Patrick Macnee como John Steed, que nunca usaba un arma de fuego, golpea a uno de los malos un un tomo de la Enciclopedia Británica y exclama:

“¡Ah, el poder de la palabra escrita!”

Ese poder me fascina. Puede derrocar gobiernos y separar Iglesias. Los libros me han acompañado desde muy chico, nunca se equivocaban al regalarme uno. Y a partir de hoy, en este blog voy a tener un apartado especial por el que van a pasar todos los que vaya leyendo a partir de ahora. Lo de “Libros en espera”, no sera muy fiel, ya veremos que me apetece leer cuando acabe un libro.

Hocus Pocus… Y desapareció.