De vuelta del Delta.

mayo 16, 2005

Tengo mucho sueño acumulado del Delta y eso que ayer dormi 12 horas, recuperando las que mal dormí alla. Vaya un camping de 5ª categoría. Muchos arrozales, muchas aves, paseito en barco, dunas estupendas, un arroz pasable y unos entrantes mucho mejores. Por la noche mucho alcohol (ellos) y mucha diversion (todos). Es que somos como crios pequeños, pijo.

Alli, sorpresas te da la vida, tambien necesitan el agua, pero no porque les haga falta la misma, sino los sedimentos que lleva para que el Delta no retroceda con los años. Los sedimentos se quedan en los embalses y a ver quien el guapo que negocia con las electricas para que vacien uno.

Definitivamente presentare el proyecto fin de carrera en octubre, por suerte o por desgracia. Por desgracia porque me va a interferir con las que me queden para septiembre (espero dos, no mas) y por suerte porque, si apruebo esas asignaturas, la defensa del proyecto supondria acabar ipso-facto con mi vida universitaria sin tener que esperar al capricho de la salida de las notas. Y me mola no estar con esa incierta espera.

Nueve años de mi vida por fin van a cobrar sentido y me meteré de lleno en el fabuloso mundo laboral, que con 27 uno no esta para postgrados y doctorandos.